jueves, 5 de noviembre de 2015

Albus Potter - Mañana (Capítulo 2)

Cada un contó su historia en el primer año en Hogwarts, creo que ya se saben esa historia, no creo que sea necesario repetir tres horas y media de conversación siendo que ya lo saben, ¿no?....
Rowena: ¿Entonces Snape no le quiso hacer daño a Harry?
Harry: No, no, para nada.
Mary: ¿Entonces?
Ginny: No te adelantes, será como un libro que iremos contando paso a paso, este sería el primero.
Albus: yo le pondría "Harry Potter y la piedra filosofal"; ¿saben?
Hermione: le quedaría bien
Fred: ¿Cuando entraremos todos a Hogwarts?
Hermione: No entrarán al mismo tiempo... ya van a entrar Judy y Albus, el siguiente año entrará Mary, luego Rowena y luego vas tú, Fred.
Fred: ¿Por qué último?
Ron: porque naciste último.
Fred puso cara de enfado y cruzó los brazos.
Quedaron juntos todos hasta que ya se hizo tarde....

Al día siguiente.... un día antes de entrar a Hogwarts, Ron, Harry, Hermione y Ginny quedaron en ir a comprar los materiales... Ron y Harry irían con Judy y Albus a ver todo y Ginny y Hermione se quedarían con los que aún no los necesitaban: Mary y Fred... obviamente, Fred no estuvo muy contento de la idea de que tenía que esperar más años para entrar, se quejó con Hermione de por qué no había nacido antes, y por qué eligieron que naciera Judy antes que él, pero aún así, Fred no entendió...luego se quedó jugando con Mary, eso sí, Fred le hizo un trato a Mary, de que si cambiaban edades: él tenía 10 años y ella 8, ya se imaginarán que pasó..,.
Ron: lo primero en la lista es el uniforme, ¿lo tienes?
Harry: sí, eso si.
Ron: yo igual... ¿tienes algo más?
Harry: Los libros, pero no tengo "Mil hierbas y hongos mágicos". De hecho sólo no le he comprado la varita y el libro que acabo de mencionar.
Ron: Sí, a mi me falta comprarle "Animales fantásticos y donde encontrarlos". La varita no la podía comprar yo solo, sin él, así que, estamos casi iguales, sólo que el libro de cada uno es diferente, pero es en la misma tienda...
Harry: vamos... ¡Judy, Albus, vengan!
Luego de comprar los libros, venía el último paso, que creo que fue el más importante... la varita...
-¡Hola!; ¿vienen por varitas?-dijo el señor que estaba vendiendo.
-Sí, una para cada niño, por favor-dijo Ron.
-¿Quién primero?-dijo Harry
-Que lo haga Judy-dijo Albus-. Claramente, si es que quiere
-Si quiero, gracias-Judy dio un paso adelante.
Una varita... ya la tenía
-Y sus características-dijo el señor-. 22 centímetros, Pelo de Unicornio, Manzano y bastante flexible. ¿Estarás de cumpleaños luego?
-28 de Diciembre-dice ella.
-Tu turno jovencito-dijo el señor-. ¿Cómo te llamas?
-Albus.
-Como Albus Dumbledore.
-Sí, es en honor a él-dijo Harry.
-¿Albus cuanto?
-Albus... Albus Potter.
-¡Potter!, ¡madre mía!, ¿tu padre es Harry Potter?
-Sí, es él-apuntó a Harry.
-Acebo, pluma de fénix, 28 centímetros y flexible... ¡Harry Potter!; aun me acuerdo-sonrió-. Bueno, veremos la tuya...-así fue-. mmm... veamos... álamo, 25 centímetros, pluma de fénix... pluma de fénix como tu padre... y es flexible...
Todos salieron de la tienda, obviamente, despidiéndose del señor muy amablemente... quisieron pasar a ver en la tienda de ropa entonces, aunque ya lo tenían, querían conocer a sus compañeros...
Vieron a un niño rubio probándose un traje...
Judy: ¡hola!, ¿también irás a Hogwarts?
Niño: ¿y tu que crees?... seré Slytherin, ¿y tú?
Judy: ¿Cómo lo sabes?
Niño: porque quiero, ¿no basta eso?
Judy: aaammm... Soy Judy Weasley.
Niño: Brutus Malfoy, en honor al padre de mi abuelo
Judy: ¿tu padre es Draco Malfoy?
Brutus: Sí, ¿qué sabes de él?
Judy: nada... yo... mi padre fue su compañero, mi madre igual y tambi...
Brutus: ya entendí, no sigas.
Albus, en cambio, fue a otro lado de la tienda... vio a una niña que tenía un gato...
Albus: Hola...
Niña: ¡hola!, ¿vienes por ropa de Hogwarts?
Albus: no, ya la tengo... vine a conocer a mis futuros compañeros.
Niña: aquí estoy, soy Amber.
Albus: soy Albus.
Ambos sonrieron... por otro lado, Brutus y Judy no estaban igual.. Brutus lo único que hacía era hablar de que Slytherin era la mejor casa y demás... ni dejaba hablar a Judy... pero bueno, ya era hora de volverse a casa...
Ron: ¿Hicieron amigos?
Albus: Sí, se llama Amber
Judy: No, se llama Brutus
Harry: Bueno, Judy, ya harás amigos en Hogwarts
Y así fue el camino... al llegar a casa, Hermione y Fred se fueron con Ron y Mary ya se había dormido...
Harry: ¿Crees que ya se lo doy?(dijo susurrando a Ginny)
Ginny: sí, anda..
Eso hizo.... ¿qué era?, ya lo verán...
Harry: hijo, te tengo un último regalo.
Albus: ¿en serio?
Harry: sí(sacó una jaula, tenía un hurón); es para ti
Albus: gracias, papá(tomó el hurón), le pondré "Hedwig" bueno, más bien, "Hedwig Segundo", pero sólo le diré "Hedwig", "Hedwig Segundo" es su nombre entero... será así en honor a tu Hedwig, papá, hablando de eso, ¿por qué no está aquí?
Harry: cuida mucho a Hedwig Segundo...
Salió de la pieza y Albus se quedó viendo a Hedwig Segundo...
Después de dormirse... ya sólo faltaba un día para que tuvieran que ir al colegio... era mañana...

. . .

martes, 3 de noviembre de 2015

Albus Potter - El hijo del niño que vivió (Capítulo 1)

El señor y la señora Potter no eran, como decirlo... normales... bueno, no normales respecto a lo que creemos que es "normal", porque... ¿qué significa "normal"?, según yo, el significado de "normal" es lo que hace la mayoría de las personas, digo, ser mago no es ser "normal"; ¿por qué?, porque la mayoría de la gente no lo es, entonces son "anormales", pero yo digo que son especiales, únicos.... ¿les digo que creo que no es común?; ser el hijo del "elegido", entonces, llegaríamos a la conclusion de que, aun que quiera serlo, Albus Potter no es "Normal"....
Toda la vida de Albus Potter ha sido con magia, ¿a que me refiero?, sus padres, Ginny Potter(su apellido de soltera: Weasley) y Harry Potter son magos, toda su familia(sin contar a los Dursley, pero no se si a este punto contarán como familia), hoy van a ir a comprar los materiales para ir a Hogwarts...
-Mamá, ¿qué pasa si no soy Gryffindor?-le dijo Albus a Ginny
-Mira, que toda tu familia sea de Gryffindor, no significa que tu también tengas que serlo... mira, piensa esto.... ¿Te acuerdas de Luna?
-Sí, ella me cae muy bien-le sonrió y Ginny le devolvió la sonrisa.
-Ella era de Ravenclaw.
-Bueno, pero... ¿y las demás casas?, a parte, tú, papá, mis tíos...
-No sigas... ya lo sé, tal vez quedes en Gryffindor, o tal vez en otra casa, todas son igual de buenas, sólo prefieres Gryffindor porque toda tu familia estuvo ahí, pero en caso de no quedar, serías alguien único en la familia de los Potter y los Weasley
-¿Me cuentas un poco más de Hogwarts y las casas?
Ginny le dedicó una sonrisa.
-¿Por qué nunca me cuentan nada?, hasta ahora lo único que sabía era que ustedes eran de Gryffindor, y ahora se que Luna de Ravenclaw-continuó
-Creímos que aún no estarías preparado...
-Pero, ya luego voy a entrar a Hogwarts, ¿crees que estoy listo?
-Lo creo, Albus, pero, creo que tu papá es mejor narrador...
-Pero, no quiero quedar en Slytherin
-Albus, escucha, Slytherin es una genial casa...
Hubo un silencio...
-¿Al menos me cuentas de las casas y luego sus historias?, digo....
-Creo que la historia completa la partirá Harry, yo entré un año después a Hogwarts, el entró al mismo tiempo que...
-¡Tío Ron!
-Hablando del Rey de Roma...
-¿Cómo estas Albus?, ¿Ginny?
-Mamá me quería contar de las casas...
-¡Sí!; ¡Pronto ya estarás en Hogwarts!... a ver... ¿Te cuento la historia de cuando...?
-Ron... preferiría esperar-interrumpió Ginny-. Esperar a Harry.
-¿Alguien dijo mi nombre?
-¡¡Papá!!
-Harry-le dijo Ginny-. Creo que ya es hora de contarle a Albus sobre la historia que tuvimos en Hogwarts...
-Sí, yo igual lo creo-dijo Harry-. ¿Pero por qué no invitamos a Neville, Luna y Hermione?, nos ayudarían a narrar... y obviamente a sus hijos, Ron, dile a Hermione que venga
-Sí, ¿pero no crees que lo estaban pasando bien?...
-Nuestros hijos pueden jugar más tarde... creo que les interesará escuchar...
-¿Le digo que traiga sólo a Judy?... bueno, ella sólo entrará a Hogwarts, Fred y Mary podrían jugar...
-No, al menos creo que estaría bien que Mary lo escuchara... Judy y Fred no son mis hijos así que será a tu decisión, pero creo que Mary al menos...
-Sí, ya le diré...
-Yo le digo a Neville y Luna
Ahora Ginny se sumó a la conversación...
-Yo prepararé todo.
Harry le dijo a Neville y Luna, fueron ,los primeros en llegar...
Neville: Trajimos a Rowena
Ginny: Genial... creo que será fantástico contar las historias.
Luna: Traje pastelillos.
Ding dong.... Hermione había llegado
Ginny: ¡Hermione!
Ron se acercó a Hermione y la abrazó.
Fred: Hola
Albus: Hola, Fred
Mary: ¿Qué pasa?
Harry: ¿Quieren saber nuestra historia en Hogwarts?
Rowena: ¡Sí!
Judy: ya quiero entrar a Hogwarts
Fred: Ay, yo soy el menor...
Hermione: Sólo por nueve meses después de Mary.
Fred: Sí, pero entraré un año después
Albus: ¿y las historias?
Harry: ¡Sí, vamos!
Se sentaron en la mesa.
Ginny: niños, ¿quieren pepitas de todos los colores?
Fred: ¡Yo quiero, yo quiero!
Ginny: saca
Fred hizo caso...
Fred: ¡Vainilla!
Albus: ¡me toca!
Ginny: adelante...
Albus: ¡puaj!, pañales de bebé sucio.
Albus puso cara de amargura y Mary rió.
Todos siguieron sacando... hasta que al fin era el momento de contar la historia...
Luna: ¿Quién empieza?... creo que hay que contar desde el principio, no desde que entramos a Hogwarts... y aún así, vivimos diferentes historias.
Mary: papá, empieza tú
Todos miraron a Harry
Harry: ¿seguros?
Ron: Adelante...
Hermione: yo igual quiero saber más aún de la historia del "Niño que vivió"...
Rowena: sí, empieza.
Albus: ¡cuéntalo como un cuento!
Harry: ¿lo hago?
Mary: sí
Harry: ¿seguros?
Hermione: ya empieza de una vez.
Harry: bueno... ahora... hay que imaginar que es un cuento, ¿si?
Mary: sólo empieza papá.
Harry: El señor y la señora Dursley, que vivían en el numero 4 de Privet Drive, estaban orgullosos de decir que eran muy normales, afortunadamente. Eran las últimas personas que se podían encontrar relacionadas con algo extraño o misterioso...
Continuaría con lo que les contó Harry, pero creo que este principio de historia ya lo han escuchado...

. . .

viernes, 23 de octubre de 2015

Junta de Personajes - Eleanor, ¿Quieres ponerte ojos de botones? (Capítulo 10)

-Eh-Eleanor no entendía nada-. ¿Qué pasa?
-Nada, solo quise ser amable con mi familia.
-¿Qué dices?
-¿Algún problema?
-No, no, para nada, quédate así el tiempo que quieras, yo... em...yo.... ¡A comer!
Richie sonrió, era muy acogedor. Luego llegaron todos y se sentaron en una mesa enorme(incluso Park fue). Eleanor todavía no entendía, y le parecía un poco raro lo de los ojos de botones(especialmente se incomodó con Park, adoraba sus ojos como eran), pero la verdad, estaba tan feliz de ese momento, que no le importó.
-Niños, es hora de irse a dormir... Eleanor, te llevaré a tu nueva cama-dijo su madre.
-¿Mía?-dijo Eleanor.
-Sí, sólo tuya, Eleanor.
Al entrar en su hermosa pieza quedó completamente sorprendida.
-Nuestro gato...
-Sí.
-La pieza es...
-¿No te gusta?, podemos...
-No, no, es perfecta.
-Que bueno que te guste. Buenas noches-dijo dándole un beso en la frente a Eleanor
-¿Puedo hacerte una pregunta?
-¿Sí, hija?
-¿Quienes son?
-Somos... me puedes llamar... tu "Otra Madre"... aunque preferiría que me llamaras mamá.
-Ok, adiós... mamá... buenas noches.
-Buenas noches linda.
Eleanor se acostó, intentó cerrar sus ojos, pero estaba tan emocionada.
-¿Te gusta este lugar?-dijo una voz
-¡Ah!-gritó despacio- ¿Quién habla?
-Soy yo, tu gato.
-¿Tu, habl...?
-Sí, ahora duerme, no es momento de hablar ahora-y eso hizo.
Al despertar, Eleanor ya no estaba ahí, estaba en su casa con "Richie, el pesado" toda apretada en una habitación del porte de la cama de su otra habitación, apretada con todos sus hermanos... y ni estaba Park.
Esa noche, volvió a aparecer la puerta, y volvió a ir, así muchas noches, muy contenta de un lugar donde estaban todos, ¡También vio a Cath!... aun así todas las mañanas volvía a su mundo... pero lo bueno: siempre en la noche podía regresar.
Pero una noche...
Eleanor se acercó a la puerta, la abrió, entro al mundo, y tuvo una seria conversación con Richie y su madre:
-Hija, queremos saber si quieres quedarte aquí por siempre.
-¿Claro!, ¡Me fascinaría!, ¡Este lugar es... Totalmente perfecto!
-Que bueno que quieras quedarte-dijo Richie.
-Pero, para eso tienes que hacer una pequeña cosita...
-Cualquier cosa, mamá.
-¿Cualquiera?-volvió a hablar Richie, quien no habló mucho en esta conversación.
-Supongo.
-Bueno, pues...tus ojos.
-¿Mi-mis... ojos?
-En este mundo-sacó una caja, la abrió, tenía botones, como en sus ojos, entonces ya no tuvo que explicar.
-Pe-pero... mis...
-No te dolerá. Elije un color para tus ojos.
-No, gracias, creo que vendré a verlos y ya.
-No puedes vivir en dos lugares.
-Entonces, creo que vendré sólo a veces.
-No puedes volver si no tienes tus ojos de botones.
-Mamá-dijo Eleanor ya asustada-... No quiero, por favor, son mis ojos.
-¡Eleanor!
-¡¡Aaaahhh!!-salió corriendo hacia su cama y se acostó, abrazando a su gato que hablaba, el otro gato, como prefieran llamarlo, pero a Eleanor no le importó, sólo quería dormir y volver a su verdadera casa-. Todo estará bien, Eleanor, mañana despertarás en tu verdadera casa. No te preocupes-se dijo para ella.
A la mañana siguiente, al despertar:
-¡Mamá, mamá!, ¡Adivina lo que he soñado!, ¡Mamá, mamá!
-Hija, ¿Que sueño te emocionó tanto?
Cuando vio... tenía ojos de botones, no era su madre.
-¡Aah!-fue a su pieza y se encerró, entonces se dijo en voz alta-. Esto no puede ser verdad, es un sueño, ¡Eleanor, despierta!, por favor, por favor-entonces se puso a llorar.
Así duró un tiempo, hasta que volvió a la realidad, no podía quedarse llorando por toda su vida.
-¡Madre!, no.... eh.. ¡Sácame de aquí!
-No.
-¡Quiero irme!
-No.
-¡No me puedes obligar!
-¡NO TE DEJARÉ SALIR!- se empezó a estirar, alargar y se enflaqueció: era horrible, un mounstro. Agarró a Eleanor y la metió en una cueva detrás de un espejo-. ¡Ahí te quedarás hasta que yo lo decida!
-¡Déjame salir!, ¡Abre por favor!; ¡Mamá abre!, ¡Déjame salir!, ¡Abre!, ¡Ayuda, por favor!, ¡Ayuda!
Pero no hubo respuesta.
....
....
....
Eleanor estuvo horas y horas gritando y llorando, pero no hubo respuesta. No escuchó ningún solo respiro. Hasta que entre uno de sus llantos...
"He visto como encierran a niños aquí y no los dejan salir, yo he logrado escapar, y he salvado a los anteriores a mi, que ya estaban convertidos en fantasmas. Esa maldita "Otra Madre" es un MOUNSTRO, no creo que se haya rendido conmigo, con una derrota; así que si lees esto, y quieres salir, solo tienes que hacer esto(mira el suelo)
-Coraline"
esa nota encontró escrita en una pared, y miró al suelo. Pudo salir del espejo, pero... ¿Qué le esperaba afuera?, eso no se lo preguntó, y esa pregunta no sobraba en absoluto... faltaba.
-¡Tu!-dijo la otra madre cuando la vio.
-¡Tu!, tu eres una... ¡mentirosa!, déjame salir, o...
-¿O qué?
-Ahí verás.
-Pues entonces, ya veré-la intentó agarrar, pero esta vez, Eleanor pasó por abajo, y vio algo muy.... peculiar.... Park estaba dentro de una esfera... el real...
-¡Ayudame!-gritaba, y eso hizo... pero no fue rompiendo la esfera, como yo diría que muchos pensaron... la forma esquelética de la Otra Madre, interrumpía los pensamientos de Coraline; medía unos 3 metros y no tenía piel, era puro esqueleto y botones en los ojos; ahora si que era un mounstro, también por fuera...
¿Cómo logró escapar Eleanor, y llevándose a Park sano y salvo?... eso no lo sé, tal vez fue la guía de Coraline, suerte, pensó rápido, o quién sabe. Bueno, sí: La Otra Madre lo recuerda; tal vez Eleanor y Park también, pero en recuerdos borrosos, la única... mmm... human... no... madr... no.... perso..... no.... algo que se hace pasar por persona que se sabe bien la historia, es la Otra Madre... ¿se atreverán a preguntar?....

Continuará...

domingo, 18 de octubre de 2015

Junta de Personajes - Bienvenidos al mundo del horror (Capítulo 9)

El hombre seguía avanzando.
-Peter...-dijo Edmund susurrándole al oído a Peter-. El hombre no se ve en los espejos.
Peter miró, y, sorprendido, vio que Edmund tenía razón.
El hombre carraspeó, se apoyó en la oscura pared y se quedó mirando a Susan con cara de psicópata, luego a Lucy, entonces Susan la agarró fuerte.
-Peter, te lo dije, ahora tu veras como sacarlo-susurró Susan a Peter.
-¿Perdón?, no logro escuchar desde aquí-dijo el hombre con una "sonrisa"-. Será que estoy un poco viejo-su sonrisa se agrandó más-. ¿Me lo repiten por favor?
-¿Usted no se va a... dormir?-observó el niño.
-Tranquilo, sólo necesitaba un techo, no se preocupen, duerman.
Todos se acostaron, sin embargo, ninguno se durmió... Así pasó un buen rato, hasta que el miedo no pudo con el sueño... El hombre esperó un poco, y luego se empezó a acercar al cuello de Susan, con unos colmillos, creyó que nada pasaría, pero Peter se despertó, y agarró una espada la cual apuntó al hombre.
-Ay, ¿seguro que quieres a tu hermana?-Peter tiritaba apuntando al hombre-. Inténtalo si quieres-sonrió. Peter le obedeció, pero el hombre se convirtió en un murciélago y se acercó al cuello de Peter, volviendo a su forma... ¿humana?... no te compliques, sólo narra... su forma de antes-. Eres tú, o tu hermana- Peter, asustado, seguía apuntando al lugar donde se encontraba el hombre antes, sin poder moverse y asustado. El hombre estaba a punto de morderlo, pero entonces.
-¡Peter!-gritó Lucy
-Dile que se calle-le ordenó el hombre.
-Lu...
-¡Suelta a mi hermano!
-Un grito más y no tendré un cuerpo que soltar-dijo seguido de una risa malévola.
-Por favor... señor... eh...
-Drácula.
......
Susan se despertó y sin que Drácula se diera cuenta, le enterró una espada, pero nada pasó...
-¿Creíste que me matarías así de fácil?, así no funcionan las cosas, Susan.
-Pero...
-¿Pero?-Drácula le enterró sus colmillos a Susan, y le sacó sangre.
-¡Susan!-gritó Edmund.
Lucy se puso a llorar, y entonces, empezó a temblar... Ya no estaban ahí, estaban a salvo... y no se preocupen por el niño... o el Principito, como le digo yo, él se fue a su planeta, o yo diría que a explorar mas a otros lugares...

Y... ¿Se acuerdan de Eleanor y el "mundo blanco"?, tal vez ya se estaban preguntando que le pasó. Pues bueno, ahora lo sabrán...
Eleanor estaba aburrida, aunque no lo crean, ya había pasado mucho rato... ¡Hasta se terminó de leer el Quijote!, y saben cuantas páginas tiene... unas ¿1500?, tal vez más, por ahí... no es algo que fuera a terminar en una hora... Estaba aburrida, entonces vio una puerta pequeña, y se acercó.
-¡Al fin!, una salida... ¿y si me quedo aquí?-ya empezaba a hablar para ella en voz alta, como cuando uno lo hace, pero en su mente; siendo que ella era la única en ese lugar, ya casi no había diferencia-. No puedo dejar a Park, y Cath igual me cae bien... pero... Richie... Eleanor, no importa, continua como lo has hecho toda tu vida... Ahora tienes a Park, que esta contigo, e hiciste una nueva amiga... vamos...-tocó temblorosa la manija, pero aún así, no se abrió-. Ay, no-entonces cayó una llave desde el... arriba...-. Esta lo debe abrir-puso la llave, y si, no se equivocó, la puerta se abrió... pero.... ¿Qué había adentro?... una muralla de ladrilllos...-. Vamos, por favor-cerró la puerta y lo volvió a intentar, esta vez, entró en una cocina...mmm... era un lugar acogedor...-. Que lindo es aquí-vio a un hombre de espaldas...-. ¿Richie?-se asustó, pero entonces el hombre se dio vuelta y tenía... tenía....
Tenía ojos de botones.
-Hola, dulce Eleanor, ¿tienes hambre?, he preparado un rico almuerzo para ti, tu madre y tus hermanos.

Continuará...

lunes, 12 de octubre de 2015

Junta de Personajes - Clásicos (Capítulo 8)

Eleanor estaba confundida y asustada: pero lo que ella no sabía era que no era la única: a cada uno le pasó lo mismo: CADA UNO DE LOS PERSONAJES.
-¡Hola!-gritó Eleanor algo preocupada, ella nunca habría intentado llamar la atención de ese modo, pero ahora, lo único que quería era encontrar a alguien, aunque estaba en plena tranquilidad, como había querido varios momentos atrás, estaba sola...-. ¡Hola!, ¡¿Alguien me escucha?!-cayó una nota, Eleanor la leyó:
"Hola Eleanor, me temo que es momento de que los clásicos conozcan este mundo, te quedarás así por un rato, te dejaré esto...
-R"
un libro cayó desde... ¿arriba?, no se distinguía bien si estaba todo blanco.
"Don Quijote de la Mancha"

EN EL MUNDO... ¿MUNDO "NO BLANCO?... que mas da, yo tengo que narrar y ya...:
-¡¿Conejo?!, ¡¿Donde estoy?!, ¡Alguien me ayuda!-gritó una niña-. Esto no es el país de las maravillas-susurró para ella-. ¡Ayuda!, ¿¡Donde estoy!?-entonces corrió hacia la izquierda, pero luego escuchó algo...
-Yo sólo busco a mis Oompa-Loompas, sólo a mis Oompa-Loompas.
-¡Que le corten la cabeza!
-Por favor, su majestad, puedo hacerle un castillo de chocolate si es que me deja libre...
-Mmmm... ¿Un castillo de chocolate?, lo pensaré... ¡Naipes, suéltenlo!
La niña se fue acercando entre los árboles para ver, entonces vio que se dieron la mano y se tranquilizó, pero el señor se estaba acercando...
-¡Aaahh!-gritaron los dos a la vez
-¿Quién eres tú?, lo siento pero no tengo más chocolates...
-Soy Alicia, y no busco chocolates, ¿Y quién es usted?
-Me presento, soy Willy Wonka
-¿Le puedo hacer una pregunta?
-Me acabas de preguntar algo, mi querida Alicia-dijo con una sonrisa en su rostro, que tuvo todo el camino-. ¿Te refieres a hacerme otra pregunta?
-Sí.
-Adelante, mi querida Alicia.
-¿Vio de casualidad algún conejo blanco?
-No, mi querida Alicia.
-Bueno, creo que me tengo que ir a buscarlo, ¡Adiós señor Wonka!
-¡Adiós Alicia!
Mientras en algunos lugares caían y caían personajes del cielo, Willy Wonka vio a uno caer
-¡Se va a caer, se va a caer!-pero no se cayó, voló...¿Era que se estaba cayendo?-¡Niño, niño!
El niño se dio vuelta
-Hola-el niño le quitó la sonrisa a Willy Wonka y se la pegó en su rostro(es un decir, obviamente, digo: el niño sonreía y Willy Wonka ponía una cara de "¿Qué pasa aquí?, no entiendo nada")-. ¿Qué pasa?
-Me has asustado... ¿Puedes... volar?... ¿Tomaste una de mis bebidas que te hacen volar?... para bajar tienes que...
-¡¿Qué?!, ¡¿Qué si puedo volar?!, ¡Claro que puedo!... ¡Campanita!-gritó y apareció un hada. Willy Wonka si que estaba sorprendido, había visto muchas cosas, pero no a un niño volar, y tampoco a un hada-. Hay que enseñarle a este hombre como volar-se puso a volar cada vez más alto, hasta que de pronto volvió a bajar, pero como si hubiera chocado con algo, detrás de él venía una mujer con un paraguas, también volando.
-¡Oh, no!, ¿estás bien, te ha pasado algo, te he hecho daño?-dijo la mujer dejando su paraguas en el suelo... Ahora si que Willy Wonka no entendía nada, había salido de la tierra con su ascensor de cristal, pero no con un paraguas, o... sin nada. Entonces se desmayó- Ay, no. Mmm... vamos... ¿Cómo te llamas?
-Peter... Peter Pan
-Yo soy Mary Poppins, un gusto conocerte-dijo ella con una sonrisa: parece que es el lugar de las sonrisas. Ambos sonrieron.
MIENTRAS EN... ¿OTRO LUGAR DEL "MUNDO"?.... hay mejor no me complico, yo solo narro, lo tengo que recordar: MIENTRAS EN OTRO LUGAR:
-¡Miren, creo que volvimos a Narnia!-dijo una chica-¡Volvimos, volvimos!, Peter, Susan, Edmund, ¡Volvimos!
-No sé, a mi no me parece que esto sea Narnia, Lu-dijo la única chica que estaba ahí, aparte de la que habló primero, al parecer: Susan
-Hay que averiguarlo-dijo el mayor de los hombres.
-Hola-dijo una voz por atrás, y todos se dieron vuelta-, ¿me podrían dibujar un cordero?
-¿Un cordero?, ¿se podría saber por qué quieres que te dibujemos un cordero?-dijo Susan, agachándose.
-¿Es mucho pedir?
-¡Oh no!-dijo Peter-. Era sólo curiosidad, yo te dibujaré un cordero-todos miraron muy atentos como Peter le dibujaba un cordero al niño. Cuando lo terminó, dijo:-. Aquí tienes un cordero-. El niño lo miró.
-Me parece que es un cordero viejo, yo quiero que viva mucho tiempo-.dijo.
-Pues no se como dibujar un cordero joven entonces-dijo Peter
-Yo puedo intentar dibujar un cordero-dijo Edmund y empezó a dibujar.
-Está algo...parece como si estuviera enfermo.
-Me rindo-dijo Edmund.
-¿Y tú?-dijo mirando a Susan.
-No creo que pueda, si ellos no pudieron, ¿Por qué el mio quedaría bien?
-Inténtalo, por favor-dijo el niño.
-Está bien-empezó a dibujar.
-Creo que está un poco... torcido... no sé, como si se fuera a caer.
Susan volvió a intentar dos veces, pero la segunda, estaba triste, y la tercera, enojado, entonces se rindió. Peter intentó de nuevo, pero estaba sucio.
-Quiero probar de nuevo-dijo Edmund y empezó a dibujar.
-Mira... esto no es un cordero... es un carnero. Tiene cuernos.
-No podemos dibujar un cordero perfecto-dijo Susan
-No quiero uno perfecto-dijo el niño.
-¿Puedo intentar?-dijo Lucy, la menor de todos.
-Sí.
Lucy lo dibujó, y luego se lo mostró.
-¡Justo lo que yo quería!-dijo el niño y todos se voltearon a ver...
-Pero...-dijo Susan
-Pero, si es sólo una caja-dijo Edmund mirando el dibujo, sin entender.
-En esa caja está el cordero-explicó Lucy.
-Podemos imaginar el cordero como queramos, también imaginamos que está adentro-dijo el niño, explicándolo.
Peter, Susan y Edmund aún no lograban entender muy bien. Lucy y el niño rieron, luego lo volvieron a explicar, entonces parecieron entender.
-¿Cómo ves tu el cordero, Lu?-dijo Peter
-Mmmm... es joven, no está enfermo y no tiene cuernos-dijo mirando al niño.
-Justo como yo lo pedí-dijo el niño sonriendo-. Gracias.
-De nada-dijo Lucy-. Estamos muy felices de haberte ayudado.
-¿Crees que le falte mucha tierra a ese cordero?
-¿Cómo...?-dijo Edmund, pero Peter lo interrumpió.
-¿Por qué?
-En mi tierra todo es pequeño-dijo el niño
-No, no lo creo-dijo Peter-. Creo que con eso estará bien.
-Se está empezando a oscurecer-dijo Susan-. ¿Podemos buscar un lugar donde ir a dormir?
Eso hicieron, y encontraron una casa abandonada llena de espejos a la que entraron y se quedaron ahí, estaban a punto de dormir, y alguien llamó a la puerta. Lucy fue a abrir.
-¿Quién es usted?
-Vengo de Transylvania, Rumania, no sé donde dormir con esta lluvia, ¿me dejarías pasar?
-Ehh...
-¡Lu, no!, no lo conocemos-dijo Susan
-¿Qué pasa?-dijo Edmund
-Un extraño quiere entrar-dijo Susan-. ¿Peter?
-¿Quién eres?-dijo el niño.
-¿Perdón?, no escucho desde aquí afuera, ¿puedo pasar?-dijo el hombre.
-¡Peter!-gritó Susan-. No lo conocemos.
-Susan...
-Peter, ¿qué pasa si nos hace algo?
-Que pase.
El hombre dio un paso adelante.
-¡Peter!, ¿Qué has hecho?
Todos se quedaron mirando como el hombre entraba lentamente, como si fuera en cámara lenta, dando un paso muy despacio, luego otro, y otro.

Continuará...

lunes, 24 de agosto de 2015

Junta de Personajes - ¡Bienvenidos a Hogwarts! (Capítulo 7)

Cath: ¿Que dice la nota?
La llamada se cortó
Cath: ¿Eleanor?, ¡¿Eleanor?!

Mientras: Eleanor parecía estar muy confundida: de estar cómoda en una cama, pasó a estar con mucho frío en un lugar extraño, luego sintió miedo: ¡Apareció un fantasma!
Fantasma: Hola, bienvenida a Hogwarts, ¿Eres de la familia Weasley?
Eleanor: ¿Qué?
Fantasma: Creo que no, decía, por lo pelirroja... Bueno, eso será para después: mejor me presento yo primero, soy Sir Nicholas de Mimsy-Porpington, a su servicio. Fantasma Residente de la Torre de Gryffindor.
Eleanor: Eleanor... Eleanor Douglas.
Una voz se escuchó, Eleanor no sabía de donde venía, pero si sabía que decía: No necesariamente le tienes que decir Sir Nicholas de Mimsy-Porpington, es más conocido como Nick Casi Decapitado
Eleanor: ¿Como es eso de Casi Decapitado?
Nicholas de Mimsy-Porpington se sacó parte de la cabeza y Eleanor dió un grito, muy asustada. Jamás había visto algo así: Ahora Nicholas de Mimsy-Porpington, comenzaba a parecer mas: Nick Casi Decapitado.
Eleanor: Lo siento por el grito: se que no está bien juzgar por lo de afuera, aunque es tu alma, pero... ay...
Nick Casi Decapitado: El que explica más complica
Nick Casi Decapitado le sonrió a Eleanor, y luego se fué.
Eleanor revisó en su bolsillo para ver si tenía su celular para llamar a Park o a Cath, pero en cambio encontró un papel muy chico y cortado que decía "Zoe Sugg (?), Jennifer Niven, Rick Yancey, James Dashner" Sólo se podía ver eso. Luego Eleanor revisó la nota de R, que decía:

Cuídate, Eleanor, quiero protegerte, no hacerte daño: tal vez llegas a un lugar llamado Hogwarts, o Magisterium, Narnia, una academia de vampiros, una academia de Cazadores de Sombras, Espada & Cruz, tal vez conozcas ángeles caídos, ¿Y si llegas a Mercy Falls, Rosewood, Forks o Mystic Falls?, hay tantas opciones, pero tienes que cuidarte: informa a tus conocidos. No es nada malo, pero tu no estás hecha para eso, Cath, Park, tu familia, la de Cath y Park, tampoco.
 Atte: R.
En lo único que pensaba Eleanor era: ¿Y sus amigos?, ¿Donde estarán?, y pensaba en la parte donde decía Hogwarts. Sus pensamientos fueron interrumpidos por un sombrero que habla, o al menos canta, que fue lo que empezó a hacer. Cantaba:
Oh, podrás pensar que no soy bonito,
pero no juzgues por lo que ves.
Me comeré a mi mismo si puedes encontrar
un sombrero más inteligente que yo.
Puedes tener bombines negros,
sombreros altos y elegantes.
Pero yo soy el Sombrero Seleccionador de Hogwarts
y puedo superar a todos.
No hay nada en tu cabeza
que el Sombrero Seleccionador no pueda ver.
Así que pruebame y te diré
dónde debes estar.
Puedes pertenecer a Gryffindor, 
donde habitan los valientes.
Su valentía, temple y caballerosidad
Ponen aparte a los de Gryffindor.
Puedes pertenecer a Hufflepuff,
donde son justos y leales.
Esos perseverantes Hufflepuff
de verdad no temen al trabajo pesado.
O tal vez a la antigua sabiduría de Ravenclaw,
si tienes una mente dispuesta,
porque los de inteligencia y erudición
siempre encontrarán allí a sus semejantes.
O tal vez en Slytherin
harás tus verdaderos amigos.
Esa gente astuta utiliza cualquier medio
para lograr sus fines.
¡Así que pruébame! ¡No tengas miedo!
¡Y no recibirás una bofetada!
Estás en buenas manos (aunque yo no las tenga).
Porque soy el Sombrero Pensante.
Eleanor se confundió con la canción del sombrero.
Al lado de Eleanor había otra chica que se presentó:
Chica: Hola, me presento, soy Hermione Granger. No sé como llegué hasta aquí, pero estoy acostumbrada a este lugar, así que... Y.. ¿Cómo te llamas?
Eleanor: Eleanor Douglas
Apareció un chico pelirrojo.
Hermione: ¡Ron! ¡Ven!..... ¡Ronald Weasley!
Eleanor: ¿Weasley?
Hermione: Sí, ¿por?
Eleanor: Sir Nicholas... no recuerdo su nombre
Hermione: Creo que te refieres a Nick Casi Decapitado
Eleanor: Sí. Él creyó que yo era una Weasley, dijo que por lo pelirrojo... mi cabello... pelirrojo.
Hermione: (sonrió) ¿Sabes de magia?
Eleanor: No.
Hermione: Me recuerdas a Harry, y un poco a Neville...
Eleanor: ¿Quienes son?
Hermione: Harry Potter. ¡Rayos! ¡Me hice amiga de Harry Potter! ¡Que asombrosa soy!... Oh, lo siento, el fue el único al cual no le afectó Voldemort. Harry es igual: el elegido.
Eleanor: ¿Volde-que?
Hermione: Muy poderoso y malvado, pero ya no te preocupes por el. Harry, al principio no tenía idea de magia ni de su propia historia: hasta yo la sabía, y él no: ¿Te imaginas?, mucha gente sabe tu historia, eres muy famosa, pero tu no sabes porque. Y Neville... jajajaj. Viejos tiempos. Y hablando de viejos tiempos... aún me acuerdo cuando recién conocía a Ron... jajajaj... Wingardium Leviosa.
Eleanor seguía confundida, pero tenía a alguien con quien hablar.
Al otro lado de Eleanor había un chico:
Chico de al lado de Eleanor: ¿Sabes que es esto?
Eleanor: No
Chico de al lado: Soy Jasper Hale
Eleanor: Eleanor Douglas
Jasper: Estaba perdido antes, ahora estoy muy perdido. Conozco todo menos este lugar...
Hermione: ¡Ronald Weasley!
Jasper: ¿Quién es ella?
Eleanor: Hermione.
Ya tenía a dos personas con quien hablar, por un lado era bueno, en especial por Hermione, ya que ella conoce Hogwarts. Pero también era un poco incomodo. Recordó cuando estaba en el bus y conoció a Park.
Entonces empezó a temblar, se empezaron a abrir agujeros en el piso, Hermione, Jasper, Ron, Eleanor y todos cayeron. Eleanor empezó a sentirse confundida. Se desmayó, y al despertar estaba en un lugar sin nada ni nadie, todo estaba blanco.

Continuará...

miércoles, 29 de julio de 2015

Junta de Personajes - Cada vez es mas extraño...(Capítulo 6)

EN UN LUGAR DESCONOCIDO:

Cayó un papel, lleno de nombres, también:
"Jandy Nelson, Cassandra Clare, Veronica Roth, Lauren Kate, Holly Black, Maggie Stiefvater, Rick Riordan, Kerstin Gier, Stephanie Perkins, Jenny Han," y el papel se cortó, debía haber otra parte, en otro lugar...
Entonces llegó Renesmee, con un desesperado intento de encontrar a su familia: encontró un papel: ¿Qué significaba? Poco después apareció Jacob.
Renesmee: ¡Jacob!, ¡Te he buscado por todas partes!
Jacob: ¡Renesmee!
se abrazan
Renesmee: Mira este papel.
Jacob lo leyó, confundido
Jacob: Mira este libro: miralo un poco.
Era un libro como el de Cath. Renesmme le hizo caso a Jacob, esto leyó:

"Así empieza todo.
Zephyr y fry, también conocidos como los psicópatas oficiales del barrio, me persiguen a toda máquina, y el bosque entero tiembla bajo mis pies mientras yo propago un terror ciego a los cuatro vientos, a los árboles en lo alto."

"Helston, Inglaterra, 1854"

"Los seres vivos mueren. Pero no siempre se quedan muertos. Créeme, lo sé"

"Ustedes están aquí para hacer la Prueba de Hierro"

Palabras confusas entraban en la mente de Renesmee.

"-Sin duda estas de broma -dijo el gorila de la puerta,cruzando los brazos sobre el enorme pecho"

"Ella nunca se veía bien. Se veía como el arte, y no se suponía que el arte se viese bien, sino que se suponía que te hiciese sentir algo"

Esas palabras le gustaron a Renesmee y no quiso seguir viendo: quiso quedarse con esa sensación.

Renesmee: Este libro es extraño, y la hoja
Entonces llego otra hoja con sólo un nombre: Stephenie Meyer.

EN ORLANDO:

Edward: debe ser..
Quentin: No. Alto. Un tal John Green me mando una carta diciendo que era mi autor
Miles: a mi igual
Quentin: Si John Green está subrayado y yo y Miles estamos escritos por él: tú estas escrito por Stephenie Meyer.
Edward: Yo no soy de un libro, ¿entiendes?
Quentin: Eso dije yo.
toc-toc
Quentin: Adelante
Chico en la puerta: ¡Quentin!, ¿Que haces aquí?
Quentin: ¡Ben!, ¿Que haces tú aquí?
Ben: amo este mundo: nadie sabe lo de Ben el Sangriento
Quentin: Asombroso
Miles: ¿Qué?
Quentin: Preferible dejarlo así
Quentin y Ben ríen.


MIENTRAS CON CATH:

ring-ring
"De toc-toc a ring-ring" Pensó Cath, pero contestó, era Eleanor que parecía muy preocupada.
Eleanor: Cath. Cath.
Cath: ¿Qué?
Eleanor: Cath.
Cath: ¿Qué? Ya dime.
Eleanor: Cath. Cath, es otra nota de R

Continuará...